Pionero de la industria vitivinícola del Perú fue el ilustre caballero, empresario y defensor de la peruanidad del pisco don Jorge Picasso Perata, hijo de don Juan Alfredo Picasso Mena y se casó con Doña Margarita Salinas López Aliaga con quien tuvo 8 hijos; 5 varones: Jorge, José, Jaime (fallecido), Alfredo y Rafael; y 3 damas Margot (fallecida), Mariela y Liliana.

Don Jorge Picasso Perata, desde muy joven alternaba su dedicación al derecho con la agricultura, conjuntamente con sus hermanos José, Luis y Guillermo. Se dedicó personalmente a la administración del fundo agrícola y supo mantener el auge y el crecimiento de la heredad de su padre, quien desde siempre les enseñó con el ejemplo a trabajar con mucha tensión y cariño, destacando en el comercio y la agricultura, en especial el cultivo de la vid y la elaboración de los afamados vinos “Vista Alegre” y el Pisco “Soldeica”; reconocidos por su calidad y prestigio bien ganados.

Don Jorge Picasso Perata, Presidente del Directorio de Bodegas Vista Alegre S.A. a la que personal y diariamente dirigía, nos dejó un 25 de junio del 2001, para gozar del descanso y la paz que se merece al lado del Señor, a punto de cumplir 94 años. Su ejemplo de caballerosidad y coraje permanecerá vigente no solo para su familia y los que tuvimos el privilegio de conocerlo y apreciarlo, sino que será un legado para la juventud y las futuras generaciones.

A lo largo de su vida. Don Jorge Picasso Perata, asistió a numerosos certámenes internacionales y de carácter nacional, disfrutando de innumerables éxitos y reconocimientos, en el campo profesional, empresarial e institucional.

En vida fue el Director de diversas empresas agrícolas, mineras, industriales, financieras y de seguros. También, de la Confederación Nacional de Comerciantes (CONACO) durante los años 1959, 1960 y 1961. Perteneció muchos años al Rotary Club Internacional donde desempeñó importantes cargos.

En merito a su contribución al desarrollo de la industria vitivinícola fue distinguido por el Gobierno Argentino en 1959, por la Confederación de Comerciante (CONACO) como “El Empresario del Año 1982”; el 05 de Agosto de 1988 el Ministerio de Industria le impuso la condecoración “Orden al Merito Empresarial” en el grado de Gran Cruz; el 12 de Junio de 1996 recibió la Medalla al Merito Industrial”, otorgado por la Sociedad Nacional de Industrias con ocasión del Centenario de su fundación y el 22 de Diciembre de 1997 la Cámara de Comercio de Lima lo distinguió con la Medalla al Merito Empresarial” y mucho mas. Hoy Continúan con esta ardua y delicada labor, sus hijos Jorge y Alfredo Picasso Salinas, quienes además de estar directamente involucrados en el quehacer diario de la Bodega, han logrado acrecentar el buen prestigio familiar con una Línea de Vinos Premium que lleva su apellido.